La automatización de procesos (la nueva revolución industrial) salvará nuestras pensiones

Cada cierto tiempo surge una tecnología que rompe con la forma en la que se había estado trabajando, haciendo que la productividad se multiplique exponencialmente. El fuego o la agricultura crearon una nueva sociedad, como también lo hicieron la máquina de vapor o el telégrafo.  ¿Abre la automatización de procesos basada en Inteligencia Artificial la puerta hacia próxima revolución industrial?

Si ampliamos un poco la perspectiva, el flujo de procesos de las empresas en cuanto a entrada-salida de información y el procesamiento de la misma sigue siendo igual que hace 30 años, con el único cambio de la reducción considerable del papel y los tiempos de envío y recepción. Pero los procesos son llevados de punto a punto por humanos.

Estoy convencido de que la siguiente revolución industrial, que provocará un aumento de la productividad y que quizás nos ayude a solventar el problema de las pensiones, será el de la automatización de procesos mediante algoritmos de Machine Learning e inteligencia artificial, que hará que la productividad aumente y se produzca más valor con menos personas trabajando (y las jubiladas en aumento)

El aprendizaje automático lo han implantado en su cadena de valor muy pocas empresas (y no de forma holística), como Netflix, Amazon, Google o Facebook, pero el resto aún no han implementado dichos sistemas ni se han usado para una verdadera automatización. Se está avanzando mucho tanto en hardware como en software en torno al desarrollo del Machine Learning, pero aún es como si tuviéramos engranajes, motores y tornillos, y no estuvieran todos unidos creando una gran estructura que sirviera para incentivar ese ansiado empujón a la productividad.

Algoritmo_capitalista_03_col

Imagina que en una empresa entra una factura. Un algoritmo la lee, la procesa y la incorpora en su ERP. Comprueba en el sistema que está efectivamente en tiempo de pago y envía la remesa al banco. ¿Sencillo? Imaginad las horas que se ahorrarían las empresas, que pueden ser utilizadas en procesos más productivos y/o creativos. Toda la parte de administración en fácilmente automatizable. ¿Menos empleo? No, un empleo más provechoso. Nunca en la historia de la humanidad la tecnología a disminuido el número de empleados en términos generales, si no todo o contrario.

Pero para que esto suceda necesitamos de verdad un método, unos estándares y unos sistemas que permitan una implementación real de la tecnología de IA.  Pero… ¿cómo conviertes estos algoritmos inteligentes en algo operacional? Quizás mediante un pensamiento sistémico en el que cada algoritmo sea un “bot” con unas entradas y unas salidas. En este sistema los bots se comunicarían además de forma inteligente a través de una capa superior de IA que sería la que extraería conocimiento. Es como una cadena de producción en el que la entrada son datos, los algoritmos son las máquinas y los productos intermedios generados por bots son de nuevo procesados para obtener conocimiento y predicciones. Por supuesto, y siguiendo el símil de una fábrica, este sistema de bots, algoritmos e IA debería tener controles de calidad y debe poder ser medido.

La forma en que aplicarían los algoritmos (tratados como bots) es a través de un sistema de cajas cerradas que hablan entre sí. Y sí, debería ser realmente como una fábrica. Tendrían su compartimento de carga (donde se cargan los datos), control de calidad del suministro entrante, una capa de IA superior que agregan valor a los datos, un producto que se produce, control de calidad del producto y, lo más importante, un ciclo de retroalimentación para mejorar la calidad futura del producto.

Queda mucho por hacer, pero desde luego este debe ser el futuro. Menos carga de trabajo no productivo para las personas, que deben dedicarse a labores más creativas/productivas, y que exista una normalización para que los distintos algoritmos puedan hablar entre sí dentro de las empresas, y éstas con otras empresas y con organismos públicos.

PD: Cuando hablamos de futuro, me gusta mucho pensar en cómo veían el futuro en el pasado. Libros como 1984, Fahrenheit 451 o Un mundo feliz veían un horizonte de control y terror subyacente, en el que las máquinas deshumanizaban a la humanidad. Humanos al servicio de las máquinas, información por encima de los sentimientos. Espero que nunca lleguemos a esto.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s